El vientre es una de las partes del cuerpo más propensa a la dilatación y por ello, las bebidas con gas son grandes enemigos del vientre plano. Además de evitarlas, para favorecer un vientre plano puedes tomar alimentos con propiedades antiinflamatorias, que contribuyan a equilibrar nuestro peso corporal y nuestro apetito. Aquí os recomendamos diez de los mejores.

Aguacate

Es rico en grasas monoinsaturadas, sobre todo ácido oleico, que tiene efectos beneficiosos en la regulación del metabolismo de las grasas y el equilibrio del peso corporal. Además, la fibra que contiene (un 7% de su peso total), tiene propiedades saciantes y regula el tránsito intestinal. Además, el contenido en potasio del aguacate previene la retención de líquidos.

Alcachofas

Una ración de alcachofas incluye más de un tercio de nuestras necesidades diarias de fibra. Esta añadida a las propiedades diuréticas de la alcachofa facilita que el sistema digestivo haga su trabajo y evita el abdomen hinchado.

Espárragos

Favorecen la actividad celular de los riñones y, por lo tanto, una mayor expulsión de líquidos sin provocar irritaciones. Es por ello que los espárragos alivian la inflamación. Además evitan los problemas de largas digestiones ya que aceleran el trabajo el intestino grueso.

Especias y condimentos

Algunas especias y condimentos como el ajo, la canela, la cúrcuma, la cayena o el jengibre tienen propiedades antiinflamatorias.

Jenjibre

En concreto, por ejemplo, la capsaicina que da el característico sabor picante a la cayena tiene efectos efectos antiinflamatorios, y el jengibre relaja los músculos del tracto digestivo, lo cual alivia y reduce la inflamación. Además, contiene una enzima que absorbe las proteínas, reduciendo los gases producidos por las mismas.

Espinacas

Junto con su bajo aporte calórico y cero grasas, el alto contenido en fibra de las espinacas les otorga poder saciante y funciona como un limpiador del tracto intestinal, expulsando desechos que se van acumulando y nos hinchan. Además, las espinacas contribuyen a reparar y curar tanto el tracto digestivo como sus respectivas funciones.

Manzanas

Baja en azúcares y calorías, cada manzana contiene cinco gramos de fibra , lo que le otorga poder saciante y favorece la digestión. Pero además, contiene pectina, un quemador de grasa natural que la convierte en un alimento necesario para un vientre plano.

Pepinos

Contienen quercetina, un flavonoide antioxidante que ayude a reducir la inflamación. Se ha demostrado en varios estudios que el pepino es capaz de inhibir la actividad de las enzimas pro inflamatorias.

Plátanos

Saciante, tiene un alto contenido en fibra, sobre todo soluble, y además es rico en potasio, lo que previene la retención de líquido regulando los niveles de sodio, contribuyendo con ello a un vientre plano.

Papaya

Contiene una enzima (papain) que facilita la digestión. Además se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, así como una gran riqueza de fibra que fortalece el tracto digestivo.

Yogur

Los probióticos del yogur ayudan a equilibrar y regenerar la flora intestinal. Una flora intestinal alterada puede favorecer el almacenamiento de grasas y disminuir su oxigenación, incrementando así la grasa abdominal.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s