Originario de Asia, el ajo habitualmente se usa como condimento culinario, pero se clasifica dentro del grupo de las hortalizas. Está formado por un bulbo o cabeza que se compone de diversos dientes. El índice glicémico del ajo es bajo (30) y cada 100gr de ajos equivalen a 139Kcal.

Formado mayoritariamente por agua (algo más del 60%), los nutrientes que aportan los ajos en mayor cantidad son hidratos de carbono (sobre 30gr por cada 100gr de ajos), pero también contiene proteínas (cerca de 5gr por cada 100gr), y es muy bajo en grasas (0,2gr por cada 100gr). A su vez, el ajo aporta gran cantidad de minerales, sobre todo potasio, magnesio y fósforo, y en menor medida, sodio, calcio, selenio, níquel y hierro. Además, aporta vitamina C (13mg por cada 100gr), vitamina A y, en menor medida, vitamina E y vitaminas B1, B2 y B3.

Gracias a sus características, el ajo contribuye a prevenir la formación de coágulos sanguíneos y favorece la regulación de la presión arterial, por lo que se recomienda a personas con hipertensión, disminuye el colesterol, funciona como antiséptico intestinal y contribuye a aumentar las defensas.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s