Los guisantes, también conocidos como arvejas o alverjas, provienen de una planta leguminosa originaria de la China de la cual se han hallado restos fosilizados de 10.000 años en el Próximo Oriente. Frescos, son una hortaliza de temporada primaveral, que se puede encontrar todo el año congelada o cocida en conserva. Secos son una legumbre con mayor aporte calórico.

Diferencias nutritivas entre guisantes frescos y secos

Guisantes frescos

Los guisantes tienen un aporte calórico de 70Kcal por cien gramos de guisante fresco o congelado, frente a las 340Kcal de los 100 gr de guisante seco, siendo su principal fuente energética los hidratos de carbono (53,6gr por cada 100gr de guisantes secos). En cuanto al índice glucémico, se mantiene siempre en valores bajos, aunque oscila de 25 de los secos a 35 de los frescos.

Como hortaliza, el guisante está compuesto sobre todo por agua (78%) y es especialmente rico en fibra (que se concentra en la piel). Secos, consumidos como legumbre, tienen menor contenido en agua, pero destacan como fuente de proteína de origen vegetal (100gr de guisantes secos contienen 21,7gr de proteínas, frente a los 6,3gr cuando son frescos). Y en todo caso, su contenido en grasas es bajo (2gr por cada 100gr cuando son secos, y 0,4gr cuando son frescos).

En cuanto a minerales, los guisantes son especialmente ricos en potasio, fósforo y calcio, y en menor medida también contienen sodio y hierro. Además, son una buena fuente de vitaminas A y C.

¿Quieres cocinar? Visita nuestras recetas



Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s