Carne blanca y magra, baja en grasa y colesterol, la carne de conejo típica de la dieta mediterránea está habitualmente en menús de dietas para adelgazar, pero también es recomendable para la hipertensión y para cualquier dieta sana y equilibrada.

El índice glucémico del conejo, como el de otras carnes, es bajo (0), mientras que a nivel calórico, 100 gramos de carne de conejo aportan 153 kcal. De los 100gr, la mayor parte son proteínas de alta calidad (casi 22gr.), siendo a su vez una carne baja en grasas (7gr, de los cuales la mayoría son grasa insaturadas, positivas para el organismo).

Como carne blanca, la carne de conejo tiene menos ácido úrico que las carnes rojas como la de ternera, y además destaca por sus aportes minerales, sobre todo fósforo y potasio, pero también selenio, magnesio, hierro, y bajas cantidades de sodio (lo que la hace ideal para hipertensos). En cuanto a vitaminas, el conejo destaca por las vitaminas B3, B6 y B12.

Tipos de conejo y su frescura

Podemos distinguir básicamente entre el conejo de monte (carne de caza, más rojiza y con más sabor, a la vez que más dura y con menos grasa), y conejo de granja (rosado, de sabor suave y tierna textura). El conejo adquirido en la carnicería es normalmente conejo de granja. Para escoger un conejo bien fresco, su carne debe ser de un rosado intenso, con una capa blanquecina y transparente que la recubra, el hígado rojo y las piernas flexibles.

¿Quieres cocinar? Visita nuestras recetas



Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s