Creada por el doctor Barry Sears, la dieta de la Zona incluye todo tipo de alimentos, que no se tienen que pesar, pero sí distribuir proporcionalmente en cada comida a través de un sistema de bloques.

En qué consiste la dieta de la Zona

La dieta de la zona se basa en equilibrar nutrientes por cada comida. Para ello propone comer por bloques. Cada bloque implica un 40% de hidrato, un 30% de proteínas y un 30% de grasas. Un bloque tipo sería 2 tazas de judías verdes (hidrato), 30 gramos de queso fresco (proteína) y 3 almendras (grasa).

En caso de baja actividad, se estima que un hombre puede comer 14 bloques diarios y una mujer, 11 bloques diarios, siempre distribuidos en 5 comidas. Una mujer, por tanto, podría consumir 3 bloques en el desayuno, 1 bloque a media mañana, 3 bloques en la comida, 1 bloque a media tarde y 3 bloques en la cena.

¿Cuánto debe durar la dieta de la Zona?

La Dieta de la Zona es una propuesta del doctor Barry Sears para crear una forma de alimentación que equilibra nutrientes, y en este sentido su duración es de por vida. En la fase de mantenimiento, se propone un sistema visual para sustituir los bloques, de manera que si se divide el plato en tercios, se puede comer 1/3 de proteína y 2/3 de verduras u hortalizas , o bien 1/3 de proteína, 1/3 de arroz y 1/3 vacío, y siempre como aliño, aceite de oliva en crudo.

Ventajas de la dieta de la Zona

La principal ventaja es la pérdida de peso es visible durante los primeros días de la Dieta de la Zona, ya que disminuye el volumen corporal y no la masa muscular (hay que pensar que el control de pérdida con esta dieta se basa en le metro más que en el peso).

Pero además, es una dieta que permite adquirir conocimientos nutricionales básicos, nos hace conscientes de nuestros hábitos alimenticios y permite aprender a comer mediante el control del grupo de alimentos que ingerimos. Siguiendo la dieta de la Zona se mejoran niveles de energía y concentración, y ayuda en caso de enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Desventajas de la dieta de la Zona

Hasta dominar el sistema de bloques, la dieta de la zona requiere de cálculos y planificación, por lo que hay quien la considera complicada. A su vez, no sigue las recomendaciones oficiales de las proporciones alimenticias, que son de entre 50% y 55% de hidrato, entre 15% y 20% de proteína, y el 30 % de grasas no saturadas. Por otra parte, cabe la posibilidad de que, tras las primeras semanas de seguirla, se produzca un estacionamiento en la pérdida de peso.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s