Icono del sitio Zona de alimentación

La dieta Harvard, el camino hacia el plato saludable

Dieta Harvard: el plato saludable

La dieta Harvard constituye un estilo de alimentación basado en reducir el índice glicémico, y que se traduce en un plato de comida saludable (Healthy Eating Plate) donde se visualizan las proporciones de aquello que se debería ingerir con cada comida. Este plato, junto a sus indicaciones, ha sido diseñado por el departamento de Nutrición de la Harvard School of Public Health.

Cómo organizamos una comida de la dieta Harvard: el plato saludable

Representación gráfica simplificada del Healty Dish o Plato Saludable

La idea es dividir el plato en dos mitades. Una mitad debe llenarse de verduras y frutas (2/3 partes de verduras y hortalizas, 1/3 parte de frutas). En este apartado, quedan excluidas las patatas (de hecho, la dieta Harvard las limita o excluye por su alto índice glucémico). Pero en cuanto al resto, propone que la variedad sea la regla, y que se consuman frutas de todos los colores.

Respecto a la otra mitad, un cuarto del plato lo ocuparían los cereales integrales, con menos carga glucémica y más fibra. Y esto incluye pan, arroz, pasta…, siempre integrales, tal y como también prescribe la dieta Smart, método de adelgazamiento basado en la dieta Harvard.

El cuarto que queda es para las proteínas saludables: pescado, pollo, legumbres, huevos… La dieta Harvard propone limitar el consumo de carnes rojas (ternera, cerdo, cordero) y los productos cárnicos procesados, desde embutidos a bacon o salchichas de Frankfurt.

Ver aquí más sobre el plato saludable: ¿Qué es el plato saludable y cómo funciona?

Otras indicaciones de la dieta Harvard

En cuanto al resto de grupos alimenticios, la dieta Harvard propone:

Descubre otras dietas de bajo índice glucémico


Salir de la versión móvil