¿La comida más importante del día? ¿Ayuda a adelgaza? ¿Si desayunas eres más sano? El desayuno es una de las ingestas diarias sobre las que más se debate, y alrededor de ese debate han ido surgiendo mitos instalados en los hábitos de muchas personas como una realidad. Desmentimos aquí cinco mitos para que puedas disfrutar de forma sana de tus desayunos.

El desayuno es la comida más importante el día

El desayuno, como primera comida del día, activa el metabolismo relentizado por la noche, aporta energía y mejora el rendimiento físico y mental. Pero de ahí a que el desayuno es la comida más importante del día hay un abismo.

Todas las comidas son importantes, y para una alimentación equilibrada se recomiendan cinco: dos tentempiés (a media mañana y merienda) más tres comidas principales, de las cuales el desayuno es una. Así que, en todo caso, sería mejor plantearnos el desayuno como una de las comidas principales del día (ver aquí ¿Cuántas veces comer al día y qué tomar en cada comida?)

No desayunar hace que se coma más a lo largo del día

No exactamente. En todo caso, el desayuno nos proporciona nutrientes, calorías y sensación de saciedad para que no lleguemos a la hora de la comida o almuerzo con más hambre. Pero en caso de no desayunar, tampoco se consumen en la comida todas las calorías que hemos dejado de consumir en el desayuno más las de la comida (vamos, que comes más pero no doble).

En todo caso, lo que sí es cierto es que las personas que no desayunan se sienten más tentadas de picar entre comidas, y en función de lo que se pique (ver aquí cómo vencer la tentación de picar entre comidas), esto sí que supone un riesgo de incrementar la ingesta calórica sin necesariamente nutrirse.

Desayunar ayuda a perder peso

Quizás es un mito derivado del anterior, pero no deja de ser un mito. Al final lo que importa es el equilibrio de:

Las personas que desayunan son más sanas

Tabla de ejercicios de gimnasia para hacer en casa y adelgazar

Esta afirmación se acercaría a la realidad, siempre y cuando no se entienda que el desayuno es la causa de ello. Según varios estudios, coincide que las personas que desayunan suelen ser personas con mayor conciencia de la necesidad de una alimentación equilibrada en el marco de una serie de hábitos más sanos. Y por el contrario, las personas con hábitos menos sanos (menos práctica deportiva, fumar, etc.) a su vez, tienden más a saltarse el desayuno.

Lo mejor es desayunar al poco de levantarse

O no. Algunas personas necesitan que transcurra tiempo para sentir hambre, se levantan con el estómago cerrado y necesitan que el organismo despierte. Perfecto. No hay por qué desayunar nada más levantarse de la cama.

Otra cosa muy diferente es si la falta de apetencia matinal no es tanto por una cuestión fisiológica propia como por hábitos poco saludables que fomentan que no tengamos hambre por la mañana. Una cena tardía, una cena copiosa, pueden hacer que no tengamos hambre e incluso nos saltemos el desayuno. Lo ideal, en ese caso, sería cambiar ese hábito (ver aquí cómo debería ser una cena saludable y por qué).

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s